24 de marzo de 2012

Conferencia sobre san Juan de Dios, en Villacañas


«San Juan de Dios, curar y cuidar». Este fue el título de la conferencia que impartió, el pasado 24 de marzo, don Juan Gómez Díaz, académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo y colaborador de «Padre Nuestro», a la Asociación de Viudas «Nuestra Señora de los Dolores», de Villacañas.

Fue una reflexión sobre la vida y obra de este santo, patrón de enfermos, hospitales, enfermeros y bomberos; quien olvidándose de sí mismo entregó su vida a los más necesitados.

Joao Cidade Duarte nació en 1495 en Portugal. Don Juan Gómez dijo que «su nombre se escribe en la historia a través de la caridad. Su conversión integral tuvo lugar en Granada escuchando un sermón de san Juan de Ávila. Compartiendo los sufrimientos de los más míseros, tomará conciencia de su misión: servir a los pobres cuando se encuentran en condiciones de máxima marginación».

Su fe en el Señor le llevó a implorar que «Iesu Cristo me traiga tiempo y me dé gracia para que yo tenga un hospital, donde pueda recoger los pobres desamparados… y servirles como yo deseo». Se sabe que por Granada iba pidiendo limosna a la llamada de «haced bien, hermanos».

Don Juan Gómez subrayó que «su modo de servir a los marginados es característico, poniendo de manifiesto el inmenso respeto por la humanidad del hermano que sufre. Por su entrega al que sufre y padece recibió, por parte del obispo Tuy, el apelativo de Juan de Dios, por el que se le conoce».

Murió en el año 1550 mientras estaba arrodillado. Su cuerpo permaneció así como esculpido por la muerte, como símbolo de su entrega total a Dios. Canonizado en 1691, León XIII le concedió el título de Celestial Patrono de los enfermos.

Don Juan añadió que la Orden Hospitalaria que sigue su carisma tiene como misión original que «la curación del cuerpo… es medio para la curación del alma». La conferencia ayudó a meditar sobre el valor de la vida y la necesidad de tener siempre, además de solidaridad, caridad con el prójimo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada