14 de septiembre de 2011

Villacañas celebró la sugerente advocación del Santo Cristo del Coloquio


Cada 14 de septiembre la liturgia de la Iglesia celebra la Exaltación de la Santa Cruz y, en la parroquia de Villacañas, la festividad del Santísimo Cristo del Coloquio. Sugerente advocación, tan querida en este pueblo manchego. Todo coloquio es un encuentro dialogante con otra persona y ¿con quién se puede dialogar mejor que con el Señor?

 
La parroquia, ayudada por la cofradía del Santísimo Cristo del Coloquio, prepara la celebración. Dicha cofradía, según consta en el Archivo Diocesano, se fundó en 1749. 

En la homilía de la Eucaristía, en el templo parroquial, el párroco, don Luis Lucendo, comentó el folleto que se dio a los jóvenes con el crucifijo en la pasada JMJ, «una forma simpática de presentar lo que es la Cruz y lo que produce en todos nosotros».

Don Luis refiriéndose a la Cruz, que es signo de amor que preside tantos lugares, dijo que «es el signo más, que une el Cielo y la Tierra. Símbolo universal de paz y amor. Es medicina que cura el alma. Su principio activo es el amor que lleva a la felicidad». Animó a «recuperar la tradición de poner la Cruz en nuestras casas», algo que se ha perdido en algunos hogares en la actualidad.

Después de la Eucaristía el Cristo del Coloquio fue llevado en procesión hasta la ermita que lleva su nombre en la que está, en el retablo, junto a la Virgen de los Dolores. La imagen del Santísimo Cristo del Coloquio sale en procesión en Semana Santa. Con ella se realiza el viacrucis del Viernes Santo y la adoración en los Oficios.

Por Ángel Novillo Prisuelos. Publicado en Padrenuestro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada